Agenda una sesión

La práctica de Yoga Sensible al Trauma va dirigida a todas las personas que estén interesadas en iniciar una práctica corporal complementaria a su terapia psicológica (si es que son parte de un proceso terapéutico).

En esta práctica usamos formas del cuerpo inspiradas en la práctica tradicional de Yoga, sin embargo, no tomamos en cuenta la perfección del conocido “asana” ni hacemos un esfuerzo físico grande. Podemos decir que nos basamos en el movimiento y la respiración libre explorando en cómo la persona participante necesita o quiere mover su cuerpo en ese momento.

¿Con qué lentes miras la historia y la forma de tu cuerpo?

 

Cada cuerpo tiene no una, cientos de historias detrás de su imagen y esta va cambiando según los años y experiencias vividas. Algunxs somos más privilegiadxs que otrxs y se nos hace fácil opinar, juzgar, criticar y estigmatizar los cuerpos.

 

Pero recuerda: Tu cuerpo lleva la cuenta de todo lo que has vivido y cada cuerpo reacciona de forma tan diferente y compleja que no hay una sola definición que abarque la cantidad de posibilidades. Por eso es importante investigar, escucharte, explorarte y elegir qué tipo de proceso es bueno para ti en cada momento.

Esta práctica está dirigida a:

Personas con trastorno de estrés post traumático.

Personas con trauma complejo.

Personas que hayan vivido experiencias fuertes a lo largo de su vida.

Personas que quieran explorar un trabajo corporal sensible, informado, con perspectiva de género, inclusivo y para todxs los cuerpxs y todas las tallas.

Terapuetas que quieran un espacio de auto exploración y auto-cuidado sensible al trauma.

3

1

5

2

4